miércoles, 5 de diciembre de 2012


PLEGAMIENTO HERCINIANO EN LA PENÍNSULA 



       Nos hallamos ante un mapa corocromático, perteneciente a las unidades morfoestructurales de la Península Ibérica y parte de África al final de la Era Primaria.
En este mapa geológico se contempla un paleomar, denominado mar de Tetis, en cuyas mayores profundidades se emplaza un gran geosinclinal, este paleomar baña las costas de cuatro grandes unidades morfoestructurales que se observan en el mapa:

- El macizo Galaico-Duriense, que comprende la actual fachada occidental de la península ibérica, es decir, Galicia, parte occidental de Asturias, Portugal, parte occidental de la meseta norte, Extremadura y Sierra Morena.
-  El macizo Catalano-Balear, que deriva hacia en suroeste.
- El mazizo del Ebro, que acabará por convertirse en la depresión del mismo nombre, y que se halla situado en la parte oriental del mapa.
-  El macizo de Aquitania, en la parte más septentrional del mapa.

Al finalizar la Era Primaria, entre el período carbonífero y pérmico se produjo el paroxismo que iba a transformar la configuración del territorio peninsular. Del seno de los mares que cubrían la mayor parte de la Península surgieron las cadenas de montañas pertenecientes al sistema herciniano europeo. El paroxismo principal ocurrió en el transcurso del período Carbonífero, al principio del cual la sedimentación marina, que había dominado hasta entonces, fue sustituida por sedimentos continentales (conglomerados, areniscas, pizarras, etc) con lechos de carbón, abundantes en Asturias, Sierra Morena, etc.

Concomitante con el paroxismo herciniano se produjo un activo magmatismo que dio lugar a la erupción de potentes masas de rocas plutónicas, principalmente de tipo granítico. Asimismo en las profundidades del geosinclinal, gracias a las elevadas temperaturas y presiones reinantes, los sedimentos depositados en él se transformaron en rocas cristalinas de elevado grado de metamorfismo (gneis, pizarras, etc). Se produce la base de la riqueza minera de la Península.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada